IV - Conclusión



Crítica de la Razón Literaria
El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura

Jesús G. Maestro
______________________________________________________________________________________________________________________

Índices




Conclusión

Crítica de la Razón Literaria

Nuestro principal destino es no contentar a los peores.
Severino Boecio (524/2010: 41).



Diferente (CC0 1.0)
Esta obra tendrá más enemigos que lectores. Ya lo hemos dicho. 

La grave depresión por la que atraviesa el mundo académico contemporáneo no asegura a este libro una grata relación con sus colegas y lectores de época. Su público está mermado: la Universidad, en sus Facultades de Letras ―humanidades o cultura (ibéricas, mediterráneas…), o como ahora se llamen― se queda sin estudiantes. Sus arcas presupuestarias están vacías: las bibliotecas carecen de fondos para la adquisición de títulos. El profesorado en general atraviesa una de las etapas de mayor descontento, abulia e incluso extravío laboral como no se ha conocido en décadas. La calidad de la docencia sigue en descenso. La prosperidad de la investigación está erosionada por la administración, la burocracia y la ideología asfixiante de una sociedad que ―incluso académicamente― asume comportamientos irreflexivos e irracionales, con una frecuencia desmedida y difícil de comprender.

Gramsci advertía que el pesimismo era una cuestión de la inteligencia y el optimismo lo era de la voluntad. No diré que cualquier tiempo pasado fue mejor, porque algo así es una simpleza, pero sí sé que el estado actual y futuro del estudio de las comúnmente denominadas “ciencias humanas” exige un repliegue extraordinario hacia las más personales limitaciones financieras e intelectuales. 

Este repliegue constata el fracaso de muchas tentativas sociales y políticas, académicas y económicas, malogradas durante los últimos tiempos, y cuyas consecuencias son ya irreversibles. Los Estados ―democráticos o no― no asumirán ese coste, y la educación científica se convertirá en una cuestión de minorías ―en algunos casos de muy dudosa referencia― y de élites cuya genealogía no resultará menos inquietante para el común de los mortales. El pensamiento posmoderno ha sido el principal responsable de este deterioro y de esta degradación. He aquí el triunfo de Babel. Este libro se dirige precisamente a los herederos de esta situación, obligados a ser educados científicamente en un mundo académico sin criterios.

En un contexto de esta naturaleza, donde el extravío y la confusión triunfan sobre las posibilidades del racionalismo, la ciencia y la filosofía, resulta muy difícil abrirse camino a través de obras críticas, desmitificadoras de sofismas y exigentes de un pensamiento fuerte, sistemático e inevitablemente demoledor de muchas falacias.

La interpretación de la literatura exige un pensamiento sistemático. Nuestra época y nuestra sociedad ―incluida la académica― rechazan cualquier tentativa que vaya en esta dirección. Son instituciones fatigadas, consumidas, sin expectativas ni estímulos. La Universidad actual, en materia de Letras, tanto en España como fuera de ella, carece completamente de objetivos. Con todo, y en uno de los momentos cenitales de esta depresión académica, económica y política, he querido dar cuenta en esta obra de un sistema de pensamiento destinado a la interpretación de los materiales literarios.

El lector, el intérprete, el enemigo incluso de las ideas aquí defendidas, encontrarán una interpretación crítica de lo que la literatura es en todas sus dimensiones: 1) Postulados fundamentales, 2) Definición conceptual, 3) Genealogía, 4) Ontología, 5) Gnoseología, 6) Genología, 7) Ficción y 8) Literatura Comparada.

Quien quiera ver en esta obra un manual no habrá querido comprender nada. Este libro no es una exposición acrítica o doxográfica de teorías literarias. No es una rapsodia de conceptos, nombres, ideas, palabras… No. Este libro es una exposición crítica y dialéctica de una nueva y distinta Teoría de la Literatura: la sistematización del Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura. De su futuro nada está excluido, aunque de este nuestro presente no quepa esperar absolutamente nada.

Jesús G. Maestro





Referencia bibliográfica de esta entrada


  • MAESTRO, Jesús G. (2004-2015), «Conclusión», Crítica de la Razón Literaria. El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura, Vigo, Editorial Academia del Hispanismo (IV), edición digital en <http://goo.gl/CrWWpK> (01.12.2015).


Bibliografía completa de la Crítica de la Razón Literaria



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...