I, 6.7 - La construcción ontológica de la literatura: física, fenomenología y lógica


Crítica de la Razón Literaria
El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura

Jesús G. Maestro
______________________________________________________________________________________________________________________

Índices




La construcción ontológica de la literatura: física, fenomenología y lógica

Referencia I, 6.7



Si todo estuviera conectado con todo, o si nada estuviera conectado con nada, el conocimiento sería imposible.
Platón (Sofista, 259c).


CC0 1.0
Vuelvo al punto inicial, con el fin de cerrar el círculo y definir la idea de ficción desde criterios ontológicos y materialistas, no epistemológicos, ni gnoseológicos, ni metafísicos.

No hay que confundir lo existente con lo verdadero. La existencia se refiere a la coexistencia operatoria de términos en un contexto. La verdad se refiere a las confluencias que se dan en contextos gnoseológicos. Quiero decir que la Matemática y la Métrica establecen verdades en su campo, construyen identidades sintéticas, mientras que la literatura y la filosofía, no. Esa es la diferencia entre el guarismo 5 y el endecasílabo, por una parte, y don Quijote o la idea de triángulo equilátero, por otra. El número 5 es un término sintético, al igual que el concepto de endecasílabo, y ambos se obtienen de operaciones y relaciones entre otros términos. Por su parte, don Quijote, al igual que el unicornio o la idea de triángulo equilátero, no es un término categorial. 

La verdad no es un criterio: la verdad es un hecho (verum est factum), solo constatable en el campo categorial de cada ciencia, y nunca fuera del terreno científico. Las verdades, o son científicas, o no son. No hay verdades fuera de las demostraciones científicas. Las ciencias son construcciones cerradas ―no clausuradas―, fuera de cuyos límites ontológicos y gnoseológicos no cabe hablar de verdad, porque de espaldas a las ciencias no se dispone de mecanismos para demostrar lo que es verdadero o falso. 

La Filosofía comienza donde terminan las Ciencias. De hecho, más allá de las Ciencias y de sus verdades categoriales, solo es posible la Filosofía, como una relación racional de Ideas ―trascendentes a los conceptos científicos o categoriales―, o la Ideología, como conjunto de creencias, opiniones y discursos acríticos (dóxa), constituyentes de un tercer mundo semántico. En consecuencia, hay que definir muy bien en qué terreno queremos movernos: ¿Ontología o Gnoseología? ¿Existencia o verdad? Algo puede existir y no ser verdad. ¿Son verdad mis referentes ontológicos en M2

Un análisis gnoseológico no será muy pertinente respecto al segundo género de materialidad literaria (M2), como he indicado en el epígrafe anterior, al no resultar apenas de utilidad, pero sí lo será el análisis ontológico, desde el momento en que sí es cierto que tales referentes coexisten conmigo y funcionan como causa eficiente en muchas de mis acciones. Coexisten conmigo, es decir, existen en relación con otros sujetos, dado que ellos y yo somos sujetos con existencia operatoria, pero no en la literatura que yo leo, precisamente porque los sujetos o personajes literarios, aun poseyendo la materialidad primogenérica del lenguaje y la materialidad terciogenérica de las ideas lógicas, carecen de existencia operatoria fuera de la realidad literaria, o lo que es lo mismo: frente a la existencia operatoria de los seres humanos. Y es precisamente esta existencia operatoria nula del personaje en el mundo del autor y del lector lo que nos permite hablar de ficción literaria en la realidad de los materiales de la literatura.





Referencia bibliográfica de esta entrada


  • MAESTRO, Jesús G. (2004-2015), «La construcción ontológica de la literatura: física, fenomenología y lógica», Crítica de la Razón Literaria. El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura, Vigo, Editorial Academia del Hispanismo (I, 6.7), edición digital en <http://goo.gl/CrWWpK> (01.12.2015).


Bibliografía completa de la Crítica de la Razón Literaria





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...