I, 5.5.3 - Crítica gnoseológica de la Teoría de la Literatura


Crítica de la Razón Literaria
El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura

Jesús G. Maestro
______________________________________________________________________________________________________________________

Índices







Crítica gnoseológica de la Teoría de la Literatura

Referencia I, 5.5.3


Mis filólogos. No penséis que la filosofía está asociada sólo a las palabras, sino también a los hechos. Porque en muchas ocasiones la filosofía tácita supera a la de las palabras o la viene a confirmar.
Esopo (1978: 204).


(CC BY-SA 2.0) Garlandcannon - Consequences of Wishes
Desde una perspectiva gnoseológica, esto es, lógico-formal y lógico-material, que dé cuenta de las formas que metodológicamente permiten conceptualizar críticamente el conocimiento científico de los materiales literarios, las diferentes teorías de la literatura habrán de examinarse tomando como referencia la realidad ontológica que las constituye y hace posible. Esa realidad ontológica se construye y está organizada, desde los criterios del Materialismo Filosófico, en los tres géneros de materialidad de la ontología especial en la que se determinan formalmente los materiales literarios: la materia física (M1), la materia fenomenológica (M2) y la materia lógica (M3). 

Es muy importante constatar aquí que, a diferencia del enfoque gnoseológico, el modelo epistemológico hacía descansar el peso de la ontología literaria no sobre los tres géneros de materialidad del Mundo Interpretado (Mi), sino sobre uno de ellos en especial: el mundo fenomenológico (M2), cuyo protagonista es la psique del sujeto, único obrador del cosmos, que hace de la literatura un epifenómeno de su personal poética de lo imaginario y que convierte los materiales literarios en un hecho privativo —pero también público— de su conciencia. 


Mientras que la gnoseología de la literatura se construye sobre la crítica de las formas y los materiales literarios, esto es, sobre la ontología de la literatura efectivamente existente, la epistemología de la literatura se basa en la interpretación subjetiva del yo, idealizada en las categorías del entendimiento trascendental de cada conciencia individual. La crítica gnoseológica podrá asumirse, en consecuencia, como una interpretación dialéctica y negativa de la epistemología literaria contemporánea.


                                1. Teorías literarias que se limitan a M1:

                                         - Poética mimética, clasicista y aristotélica.
                                         - Escuela Morfológica Alemana.
                                         - Formalismo Ruso.
                                         - New Criticism.
                                         - Estilística.
                                         - Estructuralismo.
                                         - Ciencia empírica de la literatura.


                                2. Teorías literarias que se limitan a M2:

                                         - Psicocrítica, Mitocrítica y Poética de lo imaginario.
                                         - Posestructuralismos.
                                         - Ideologías posmodernas (neohistoricismos, feminismos, culturalismos...)


                                3. Teorías literarias que se limitan a M3:

                                         - Positivismo histórico decimonónico.
                                         - Sociocrítica.
                                         - Pragmática.
                                         - Semiología.
                                         - Teoría de los polisistemas.


Ha de advertirse, además, que cada una de estas teorías literarias desempeña un papel funcionalmente muy diferente, respecto a su relación dialéctica frente a los materiales literarios, según las consideremos desde el punto de vista de su implicación en el espacio antropológico, el espacio ontológico, el espacio gnoseológico y el espacio estético.

El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura se opone a todo relativismo científico, gnoseológico o histórico ―en la línea de Kuhn, Feyerabend, Heidegger o Gadamer, y sus derivados―, consistente en postular que cada teoría científica no es más, ni puede pretender más, que la representación de una cultura o grupo social, o gremial, o de una etapa histórica, confitada con el imperativo “hermenéutico” de que todo se reduce a lenguaje o a texto. No cabe asumir que la Ciencia se agota en un paradigma, el suyo propio, y que es incapaz de rebasarlo (Kuhn, 1962). Si algo así fuera cierto ninguna ciencia sería susceptible de cambios, progresos o transformaciones[1], es decir, de ampliaciones de su respectivos campos categoriales. El relativismo exige ignorar que la ciencia es metamérica, es decir, que es capaz de situarse por encima de sus estructuras partitivas, y que no se limita diaméricamente a una relación entre partes que desconocen el todo sistemático al que pertenecen y que les da sentido, funcionalidad, operatividad y consistencia ontológica: en una palabra, corporeidad.

Por todas estas razones el Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura opera en la biocenosis de los materiales literarios y se enfrenta a la necrosis del mundo académico contemporáneo, cuyos máximos responsables y culpables son los apologetas de la posmodernidad.






Nota

[1] La crítica gnoseológica de la Teoría de la Literatura exige tener en cuenta los criterios de oposición, absorción e inserción entre sistemas, así como los de descomposición, segregación y deserción.




Referencia bibliográfica de esta entrada


  • MAESTRO, Jesús G. (2004-2015), «Crítica gnoseológica de la Teoría de la Literatura», Crítica de la Razón Literaria. El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura, Vigo, Editorial Academia del Hispanismo (I, 5.5.3), edición digital en <http://goo.gl/CrWWpK> (01.12.2015).


Bibliografía completa de la Crítica de la Razón Literaria





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...